Libros, lectura, escritura...

El blog de la biblioteca del IES Auringis pretende ser un medio a través del que la comunidad educativa pueda conocer todas las actuaciones que en torno a la lectura, la escritura, los libros, los autores… se llevan a cabo en nuestro Instituto. También se podrán compartir las opiniones acerca de los libros que estamos leyendo, las recomendaciones, las novedades… Poco a poco esperamos llenar de contenido un Blog que nace para quedarse. Aporta tus entradas, envíalas a biblioauringis@gmail.com y las publicaremos.

miércoles, 21 de marzo de 2012

ANTONIO CARVAJAL MILENA EN EL IES AURINGIS EL 23 DE MARZO

El día 23 de marzo viernes, a las 11.45, Antonio Carvajal Milena estará en nuestro centro para hablarles a nuestros alumnos de Federico García Lorca. Antonio Carvajal es un reconocido poeta con una larga trayectoria y títulos publicados.


Reseña biográfica
Poeta español nacido en Albolote, Granada en 1943.
Es doctor en Filología Románica por la Universidad de Granada y ha sido  titular del mismo claustro en Métrica. Miembro de la Academia de las Buenas Letras de Granada.

Dotado de una gran facilidad para la versificación, es considerado como uno de los poetas mayores de la actual poesía española y excelente representante de la Generación del 68. Nunca elude el cultivo de estrofas exquisitas y complejas, manteniendo un fecundo diálogo entre la tradición y la modernidad.
Desde  su juventud ha venido escribiendo y publicando una amplia obra poética que consta ya de más de una veintena de títulos, iniciada con «Tigres en el jardín» en 1968, «Serenata y navaja» en 1973, «Siesta en el mirador» en 1975, «Después que me miraste» en 1984, «Testimonio de invierno» en 1990 y culminada hasta el momento con las obras «Alma región luciente» en 1997 , «Una perdida estrella» en 1999, “ Los pasos evocados”, en 2004 donde aparecen estas palabras suyas en la  introducción:  ”Y reconozco muy bien la belleza, como reconozco la poesía. Si en cuarenta y cinco años de oficio de poeta no he conseguido definir exactamente qué es poesía , qué es belleza, pueden estar seguros, en cambio, de que he adquirido una agudísima capacidad para percibirlas. Sigo creyendo en el amor, en la amistad, la lealtad, la libertad, el respeto al prójimo: y los practico”. Y el último “Un girasol flotante” de reciente aparición.
Ha obtenido distinciones importantes destacándose principalmente el «Premio Nacional de la Crítica» en 1990.



POEMAS
A veces el amor tiene caricias...
A veces el amor tiene caricias
frías, como navajas de barbero.
Cierras los ojos. Das tu cuello entero
a un peligroso filo de delicias.

Otras veces se clava como aguja
irisada de sedas en el raso
del bastidor: raso del lento ocaso
donde un cisne precoz se somorguja.

En general, adopta una manera
belicosa, de horcas y cuchillos,
de lanza en ristre o de falcón en mano.

Pero es lo más frecuente que te hiera
con ojos tan serenos y sencillos
como un arroyo fresco en el verano.

 
Narcisos

                                      A Elena Martín Vivaldi

Bocas de vidrio, esbozos de penumbras.
Adelantados o doblados
o pertinaces en su insomne palidez
de vientos como llamas, los narcisos
entregan su aroma, luna de invierno.

Florecer y morir, qué triste júbilo.
Su dispersa agrupación conmueve
el corazón del hombre, pues conoce
que la armonía existe, mas tenerla
sometida no puede a su dominio.

Todo es renuncia: de tanto aroma
nada se percibe, como en la muchedumbre
de los besos tantos pierden relieve,
sólo el beso inicial y el postrero
perduran.

Hanse abierto en los días
cálidos de febrero, largamente esperados,
interludio suavísimo
entre la agria orquestación del otoño
y el ascenso difuso y orgiástico del polen.

Y se propagan y se ofrecen y su obsequio
es cuasi monacal, como si una vidriera
de ponientes áureos derramara
no sé qué olvido glorioso en el tocado
de la novicia, ella, tan nueva, entrada
en la sabiduría de la entrega.

En las columnas del incienso,
en el cavado resonar del órgano
suspenso, en el ilustre bisbiseo
latino de letanías, hay la misma floración
angustiosa de los narcisos,

algo intacto que pasa, y no relámpago;
algo que es luz y, al tiempo, materia deleznable;
algo que llena el pecho de veneno y promesas.
Algo como una nube que transita en silencio.

De "Siesta en el mirador"




Poema final

                          A Mari Paz Muros y Juan Carlos Lazúen

                           "Dejó un cuadro, un puñal y un soneto."
                                                                                                                                                                      Manuel Machado


Si mañana no vivo, si mañana
queda inmóvil la luz en mi ventana
sin mi apresuramiento y mi figura,
sabed que algún soneto os he dejado
y que, cruzando del olvido el vado,
salvé de tantos cuadros la hermosura.

El puñal me lo llevo entre los dientes
porque morder las frases más mordientes
es caridad, si no cautela humana.
¿Qué os dejo? Mi palabra agradecida
y nada más. Si acaso, una manzana

que en vuestras bocas suene a fresco fruto.
Iré a otra luz. La luz no guarda luto
por quien la amó en el arte y en la vida.






ELEGÍAS, 8

Quizá de la poesía sea yo el mejor obrero.
Lo dicen tantos. Ellos deben saber por qué.
Pero no saben darme la palabra que quiero,
toda ella encendida de esperanza y de fe.

Pero no saben darme el abrazo que espero;
porque antes que poeta, antes que artista, que
domador del vocablo rebelde, hubo un certero
rayo que hirió mi alma y curarla no sé.

Porque antes que poeta, y antes que profesor
de vanidades, soy un varón de dolor,
un triste peregrino que busca su alegría.

Tal vez cordial o vano, tal vez il miglior fabbro;
Pero pocos entienden que en mis palabras labro
Esa fosa con flores que llamamos poesía.


                                   (Miradas sobre el agua,1993)

ARTE POÉTICA

Arte poética,
Lección primera:
Cuerda y tijera.

Arte poética,
Lección segunda:
Que la palabra sea
Como la luna,
Mudable y engañosa
Y exacta y única.

O sea, lección dos:
Que la palabra sea
Puntual como el sol
Que da, entre dos tinieblas,
Luces al corazón.

O, por mejor decirlo,
Que la palabra tenga
Al par la luna, el sol:
Ágil la luz sagrada,
Sangrando el corazón.
                                   (La florida del ángel,1996)





CONVALECENCIA

            Pensamientos de enfrente, luz de ayer,
            Índices y señales del acaso.
                                               Federico García Lorca.

Un pensamiento de enfrente
Bajo la luz del acaso
Dejó en mi pecho el fracaso
De un jazmín convaleciente.
Entre dos labios ardiente
Quedó mi verbo cautivo
Y un veneno sensitivo
De otra flor de primavera
Hurgó en mi llaga primera
Y desde entonces no vivo.


Hacia las cumbres iba...
Primer acorde. Alhambra

Hacia las cumbres iba,
hacia las verdes cumbres, su deseo.
Allí aprendió que la melancolía,
cuerpo lento del tiempo,
cuerpo del agua frágil detenida
en los vasos secretos,
a conformar empieza la memoria.

Lleno de suaves algas y de pétalos
sumergidos, de platas indecisas
y de leves luceros,
allí esperó que la frescura nítida
y los blandos oreos
condujesen su sed, su amor, su dicha
sin nombre hasta los cielos,
las visiones perfectas, la precisa
iniciación del vuelo
y supo allí que la belleza efímera
es de toda verdad fuente y espejo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario