Libros, lectura, escritura...

El blog de la biblioteca del IES Auringis pretende ser un medio a través del que la comunidad educativa pueda conocer todas las actuaciones que en torno a la lectura, la escritura, los libros, los autores… se llevan a cabo en nuestro Instituto. También se podrán compartir las opiniones acerca de los libros que estamos leyendo, las recomendaciones, las novedades… Poco a poco esperamos llenar de contenido un Blog que nace para quedarse. Aporta tus entradas, envíalas a biblioauringis@gmail.com y las publicaremos.

viernes, 17 de mayo de 2013

MARINA FERNÁNDEZ GARCÍA DE 2º DE ESO C SELECCIONADA ENTRE LOS SEIS MEJORES EN EL CONCURSO DE REDACCIÓN DE COCA COLA



Una vez más, el alumnado de nuestro instituto es reconocido con un premio de redacción. En este caso se trata de Marina Fenández García, alumna de 2º de ESO C, cuyo trabajo ha sido seleccionado entre los seis mejores de la provincia en el concurso de relato corto de COCA COLA


El concurso consistía en la realización de un relato corto, en el que obligatoriamente tenían que aparecer los datos que había en la tarjeta que les dieron: nombre de una persona – Positividad Raudales; su profesión – artista, y su correo electrónico – “positividadr@imaginando.com”. El tema era libre, y este personaje no tenía porqué ser el protagonista, también podía aparecer al final de la obra como alguien que aparece repentinamente, mientras que el protagonista era otra persona.

Los 6 participantes que han sido seleccionados de la provincia de Jaén, asistirán a una gala de entrega de premios en Granada el día 4 de junio, acompañados de 4 personas que ellos mismos podrán elegir. Estos serán premiados con un lote de productos Coca-Cola. El mejor de los 6 seleccionados, asistirá a Madrid para competir en la siguiente fase del concurso.



MARINA FERNÁNDEZ GARCÍA
¡Enhorabuena a Marina a su profesora y a su familia!

RELATO SELECCIONADO:


4 PAREDES QUE CAMBIAN VIDAS

Y aquí estoy yo. Rendido de tanto luchar. Todo podía conmigo, y ya nada podía animarme. Mi compañero de habitación no paraba de mirarme y sonreírme. Él también estaba mal, incluso peor que yo, pero su punto de vista de la vida era totalmente distinto al que yo tenía. Era ahora cuando me daba cuenta de que me había pasado toda mi vida pensando en mí; yo era la primera persona que aparecía en mi mente cuando pensaba algo, y la última. He sido muy egocéntrico y avaricioso, todo lo que hacía lo hacía sólo yo, y los resultados los obtenía sólo yo. Toda mi fortuna era empleada para mis caprichos, para mis deseos, y nada ni nadie podía sacarme de ello.
Pero esta enfermedad me ha cambiado la vida por completo. Me ha ayudado a reflexionar sobre mi pasado, sobre mi vida, y de darme cuenta de cómo las personas como yo pasamos de tenerlo todo a no tener nada. Estoy soltero, sin hijos, y mi familia perdió el contacto conmigo hace mucho tiempo. Supongo que estarán en Jaén, mi tierra natal, y quizás todavía se acuerden de mí. Desde aquel 23 de junio de 1972 no he vuelto a saber nada de ellos. Yo sólo era un joven de 20 años que quería hacer realidad su mayor sueño, y así fue.
Mis fans me adoraban; cuando había una actuación en la que yo apareciese, las entradas estaban vendidas en cuestión de 48 horas. Todos morían por verme, por conocerme en persona. Llenaban ese “positividadr@imaginando.com de correos con dedicatorias, en las que me decían que serían capaces de vender todo lo que tenían por estar tan sólo un minuto conmigo. Pero ya ni ellos acampaban en la puerta de este triste edificio, ni lo hicieron cuando me incorporé.
Tampoco se oía nada de mí en la televisión, en la radio o en internet, todos se habían olvidado de mí. Según los médicos, no saldré de esta, llevo aquí 22 meses y 3 semanas, y mi hora podría llegar en cuestión de minutos.
Yo no quería que eso pasase, no quería ver llegar mi hora. Yo era el gran Positividad Raudales, el famoso artista que debutaba en los teatros allá donde pisaba, y el que repartía positividad (antes de que la fama le derrumbase) a cualquier persona que se cruzase por la calle, siempre con una gran sonrisa. Sonrisa que hoy, 12 de abril de 2013, ha desaparecido.
Y aquí termino con este pedazo de mi vida, porque si algo he aprendido durante este tiempo, es que quizás no hay un mañana.

Marina Fernández García - 2ºC


1 comentario:

  1. Enhorabuena marinuchi me ha encantado tu relato,eres una fenómeno a ver si ya mismo te haces guionista de una peli taquillera.un besazo guapa

    ResponderEliminar