Libros, lectura, escritura...

El blog de la biblioteca del IES Auringis pretende ser un medio a través del que la comunidad educativa pueda conocer todas las actuaciones que en torno a la lectura, la escritura, los libros, los autores… se llevan a cabo en nuestro Instituto. También se podrán compartir las opiniones acerca de los libros que estamos leyendo, las recomendaciones, las novedades… Poco a poco esperamos llenar de contenido un Blog que nace para quedarse. Aporta tus entradas, envíalas a biblioauringis@gmail.com y las publicaremos.

martes, 21 de mayo de 2013

VIAJE A ALMAGRO: TEATRO Y DIVERSIÓN PARA 3º DE ESO



Reproducimos a continuación la crónica del viaje realizada por una alumna de 3º D

VIAJE A ALMAGRO
El pasado día 18 de abril, los alumnos de 3ºD y 3ºB realizamos una excursión a un pueblo manchego.
El viaje comenzó a las ocho de la mañana cuando los alumnos junto a los profesores subimos al autobús dirección Almagro (Ciudad Real). Tras una parada, y casi tres horas de viaje, llegamos al pueblo; algo pequeño pero precioso. Lo primero que vimos fue una increíble y enorme plaza en la que paramos unos minutos antes de dirigirnos al Museo Nacional del Teatro, que es una institución dedicada a la promoción y al cuidado del teatro español. El museo está dividido en tres plantas, la planta baja, que estaba dedicada a la época que va  desde el teatro greco-romano hasta el teatro en los siglos de oro; la entreplanta estaba dedicada al teatro en los siglos XVII y XIX; la planta superior en la que había una gran variedad de estilos, como la ópera, la zarzuela, etc., además de todas las vestimentas que usaban en aquellas épocas, que además fue una de las cosas que más me impresionó del museo. Y por último había un patio central con los artilugios que se usaban para crear los efectos especiales en el teatro clásico. Esto, sin duda, fue lo que más me gustó de este museo, ya que era lo más entretenido puesto que podías tocarlos y ver como funcionaban. Entre estos encontramos: uno que servía para hacer el sonido del mar, otro que realizaba movimientos escénicos, otro que se usaba para crear el ruido del viento, uno mediante el cual podíamos crear una tormenta, y como estos algunos más. Otra cosa que hicimos en este museo fue echarnos fotos de grupo en los distintos instrumentos de la  tramoya teatral. Nos lo pasamos muy bien allí.
Una vez terminada la visita en el museo, nos dirigimos hacia el Corral de Comedias, situado en la Plaza Mayor (citada anteriormente). Este mantiene la estructura original de los Corrales de Comedias del s. XVII, probablemente porque durante siglos  se continuó con el uso de mesón hasta su descubrimiento en los años 50. Hoy día es el único ejemplo  conservado en el mundo de los correspondientes a esta tipología de teatro, que se dieron en la España del XVII.
Al entrar al corral de Comedias lo primero que se puede ver es un pequeño zaguán que da entrada al patio, este solo podía ser ocupado por gente llana, de una clase social baja. Los dos laterales eran ocupados por comerciantes, militares, funcionarios, gente de un nivel social más alto que el resto del patio.
Los aposentos privados estaban situados en los laterales del escenario y se alquilaban solo a familias nobles, por un determinado periodo de tiempo.


La cazuela era el lugar desde dónde veían la representación las mujeres, estaba situado enfrente del escenario, en la primera planta.  El corredor situado encima lo ocupaban las instituciones, tanto civiles como eclesiásticas. Y los corredores laterales se dividían en estancias que se alquilaban a familias.
El escenario está situado en la parte opuesta de la entrada y no es muy grande. Detrás se encuentran los camerinos, dónde los actores se cambian. En la pared del fondo hay un corredor de tres balcones que da al escenario.
Un dato curioso es que no hay aseo, por lo que las condiciones higiénicas no eran muy buenas.
El Corral de Comedias es más pequeño de lo que me imaginaba, las escaleras eran estrechas y tenían un techo bastante bajo pero, a pesar de todo, me gustó mucho.
Allí vimos dos representaciones, dos entremeses de Miguel de Cervantes con un nexo de unión: El engaño. En el primer entremés, ‘‘El Vizcaíno Fingido’’, el engaño lo hacen unos amigos a una cortesana llamada Cristina mediante una broma ya que ésta tiene fama de no dejarse engañar  fácilmente. Y en el segundo entremés ‘‘La Cueva de Salamanca’’, el engaño lo hace un estudiante para salvar a las dos mujeres que le habían dado albergue y a sus amantes tras la llegada sorpresa del marido de la señora. Pero las dos obras, a pesar de las confusiones en esta comedia de enredo,  tienen un final feliz.
Fueron dos entremeses con los que nos pudimos reír muchísimo. Estuvieron muy bien representados, los actores lo hicieron muy bien y además había otras escenas que en su tiempo no podían ser representadas, pero que ahora son con las que más nos reímos. El entremés que más me mantuvo la atención fue el de ‘‘La Cueva de Salamanca’’ ya que con él me divertí mucho más, además el actor que representaba al estudiante lo hizo muy bien y disfrutamos con su papel sobre la escena. Una de las  que más me gustó fue cuando el estudiante le explicaba al marido como podía realizar magia y hacer que aparecieran demonios (que en realidad eran los amantes que estaban escondidos).
Al terminar de ver los entremeses, tuvimos  dos horas libres para comer en la Plaza Mayor, una plaza que como ya he mencionado era increíble. Este momento del día fue mi favorito ya que pasamos ese tiempo todos juntos disfrutando de esa magnífica plaza rodeada de edificios con unas grandes ventanas verdes y de la compañía de nuestros amigos y compañeros. Lo peor fue que las sombras eran escasas, y el sol brillaba con fuerza por lo que pasamos mucho calor, aunque eso no hizo que ese día dejara de ser un día fantástico en el que todos disfrutamos tanto como niños de cinco años jugando en el parque.

Tras la pausa para comer, volvimos al autobús y fuimos a Viso del Marqués, un pueblo en el que nos encontramos sorprendentemente con  un palacio renacentista. Este palacio fue mandado construir por Don Álvaro de Bauzan, primer Marqués de Santa Cruz, en el año 1567. La tradición habla de las razones por las que un marino mandó edificar un palacio en ese lugar, haciendo referencia a que se trataba de un punto estratégico equidistante de los puertos apostaderos de sus flotas de Galeras. Se trata de un magnífico palacio con una gran extensión de pinturas al fresco muy bien conservadas a pesar del paso del tiempo. En esas pinturas se encuentra representada la mitología clásica en especial. Uno de los mitos que más me llamó recuerdo  fue el que explicaba porque existía el otoño y el invierno. Este mito decía que Hades, dios del inframundo, rapta a Perfésone. Zeus le ordena que la devuelva a Deméter, diosa de la tierra y su madre. Sin embargo Perfésone come engañada por Hades unas semillas de granada, comida del inframundo que la obligaba a quedarse allí para siempre. Deméter sin su hija no tiene felicidad por lo tanto no cuida la tierra. Zeus viendo que la tierra quedaba desolada llega a un acuerdo para que Perfésone pase seis meses con su madre y seis meses con Hades. Durante el tiempo que está con Hades, Deméter se entristece y provoca el otoño y el invierno. Otro de los mitos que podíamos encontrar y que también me gustó fue el que explicaba la existencia de la osa mayor y menor. Este mito cuenta que Zeus sedujo a una de las ninfas de su esposa, dejándola embarazada; al enterarse su mujer, como castigo, transformó a la ninfa en un oso para que le pudieran dar caza. Años más tarde, un cazador se disponía a cazarla, en ese momento apareció Zeus y le advirtió de que ese oso era su madre y le contó la historia.  Zeus decidió convertir a su hijo en oso también y ponerlos en el cielo para que nunca más volvieran a correr peligro. La madre representa la osa mayor y el hijo la osa menor.
Con el fin de poder conservar este palacio, los herederos del título lo ofrecieron a la Armada con el objeto de instalar un archivo-museo en su interior. Este palacio es enorme e increíble, además de que tiene una gran belleza gracias a sus magníficas pinturas.
Al terminar esta visita, vimos el Museo de Ciencias Naturales del cual quiero destacar la fantástica colección de 150 mariposas.
Una vez finalizada la última  de las visitas, nos pusimos en marcha de vuelta a Jaén, pero antes realizamos una última parada en Guarromán para comprar unas palmeras y unos dulces típicos de allí y, finalmente, llegamos a Jaén al caer  la tarde tras un fantástico viaje llenos de historias de teatro y mitos en un caluroso  día de abril.


ÁNGELES SOTO PÉREZ 3ºD



3º DE ESO EN ALMAGRO: TEATRO Y DIVERSIÓN on PhotoPeach

No hay comentarios:

Publicar un comentario